Sostenibilidad: responsabilidad individual, consecuencia grupal Isabel Burgos Gaetan MBA/Capacitado

August 10, 2020, 07:20 PM AST
1 0 244
¿Cómo contribuyo a la contaminación excesiva e inconsciente? ¿Cómo afectan mis desperdicios al entorno, a mi comunidad, a mi mundo? La contaminación provocada por la despreocupación de nuestros residuos plásticos, metales, papeles, gomas, cartones, colillas en espacios naturales, son un reflejo de nuestra inconsciencia y poca acción. Hoy se ve un aumento en estos residuos con las mascarillas, plásticos y guantes que utilizamos para la protección ante la pandemia, lo que nos invita a reflexionar sobre ¿cuál es el origen y problemática real?, y a actuar transformando nuestras prácticas, apelando a la responsabilidad individual y modificando los hábitos de consumo y desecho.
Sabías que el material de una mascarilla, plásticos de un solo uso y guantes desechable pueden tardar cientos de años en descomponerse, afectando así nuestros suelos, cuerpos de aguas; y como resultado nuestra flora, fauna y nuestra especie, la humanidad. Como todos los desperdicios, con el tiempo, estos podrían convertirse en microplásticos y llegar a nuestro organismo a través de los alimentos que consumimos. Por lo que a mediano y largo plazo nuestra salud se ve afectada, y muchas veces nos planteamos la razón de nuestras enfermedades. Esta científicamente comprobado que estos residuos crean un impacto negativo a nuestra salud, al ecosistema y por ende al planeta. Y me pregunto, ¿Estas consciente de esta problemática? ¿Crees que eres responsable en parte de este mal? ¿Cómo podrías contribuir a minimizar el impacto de los desperdicios en tu casa o comunidad? ¿Debes transformar la manera de consumo?
¡Se que eres parte de la solución! Cuando nos detenemos a revisar nuestras acciones, siempre tenemos espacios para transformar. Cuando reflexionamos sobre la manera de comprar, almacenar y descartar, nos damos cuenta de que podemos hacer la diferencia. Todos tenemos la responsabilidad y la posibilidad de crear impactos positivos y mejorar nuestra calidad de vida, solo dependerá de la disposición y la acción que podamos tomar HOY. Y aunque sabemos que nos enfrentamos a un gran reto, te invito a ser un ente de cambio, a promover un estilo de vida sostenibilidad. Se un ejemplo de acción positiva, ninguna acción será pequeña, al contrario.
Comparto algunos consejos para fomentar más prácticas sostenibles. Piensa en un semáforo cada vez que compres o deseches algún artículo: Rojo: te detienes a pensar ¿cuán necesario y útil será esto?,¿Qué otra alternativa tengo?; Amarillo: ¿puedo extender su vida útil? ¿puedo reutilizarlo?; Verde: lo compro solo si es necesario y saco el mejor provecho de este. Así que das paso a las famosas R: rechaza artículos de un solo uso, reduce el consumo de artículos y piensa muy bien antes de comprar, reusa aprovecha tus compras y extiende su vida útil, recicla lleva tu creatividad a su máxima expresión, crea, innova, rebobina y reflexiona tus acciones son una pieza fundamental para minimizar el impacto de este mal. ¡Te necesitamos para transformar mentes y acciones! Por ti, por mí, por un mejor presente.

  Comentarios para Sostenibilidad: responsabilidad individual, consecuencia grupal Isabel Burgos Gaetan MBA/Capacitado

Escriba su comentario...

¡Sea el primero en escribir un comentario!

Other Posts

Publicaciones Recientes